Conseguir que los datos se conviertan en conocimiento y éste aporte un valor añadido a cualquier compañía no es fácil. La prioridad es dar sentido a la información para crear una ventaja competitiva basada en la diferenciación frente a la competencia. Para conseguirlo, las compañías empiezan a asimilar un nuevo término apuntando a la Analítica Avanzada, siendo considerada ya  por el 80 por ciento de las organizaciones una inversión fundamental, según la firma Forrester, que la señala en su último estudio como la clave para aprovechar al máximo las grandes fuentes de datos cada vez más complejas.

El objetivo no solo se reduce a disponer de datos, sino que se hace necesario un aprovechamiento pleno de ellos con herramientas de Analítica Avanzada que den lugar a estrategias viables para las organizaciones.

¿Qué es en realidad la Analítica Avanzada?

Entender lo que está pasando utilizando información del pasado es el objetivo de la llamada Analítica Descriptiva y es lo que normalmente se viene usando en la inteligencia de negocio, pero si damos un paso más  para entender no solo lo que ocurre, lo que ha ocurrido, sino lo que va a pasar, estamos hablando de Analítica Avanzada. Saber cómo abordar lo que ocurrirá supone dotar a las compañías de capacidad necesaria para poder atender a las demandas del cliente o corregir errores, también otorga la posibilidad de explorar nuevos mercados, servicios y productos.

Con un óptimo uso de la Analítica Avanzada las organizaciones se instalan en un proceso de mejora continua Clic para tuitear

Hoy no es suficiente abordar los datos históricos, sino que hay que dar un paso más, abriendo la puerta también  a la Analítica Predictiva y Prescriptiva. Según el estudio: ‘La nueva frontera: desbloquear el poder de los datos’, las compañías no terminan de comprender que el valor de la información está en el conocimiento, ya que el 40 por ciento de los directivos todavía se guía por corazonadas a la hora de tomar decisiones y solo un 35% son capaces de usar la analítica.

La tarea no es sencilla, ya que requiere la preparación de entornos especializados, una correcta gestión de la base de datos y también de algoritmos inteligentes. A lo que hay que añadir, la falta de recursos, competencias y habilidades aún existentes en la mayoría de las empresas.

Hacia la mejora continua

Con un óptimo uso de la Analítica Avanzada las organizaciones se instalan en un proceso de mejora continua, donde se detectan tendencias y preferencias en base a la información obtenida y un profundo conocimiento de los datos, impulsando la eficiencia, pero también, como cualquier tipo de analítica, logra:

  • Mejorar decisiones
  • Automatizar procesos
  • Optimizar costes asociados

En definitiva, el abanico de datos en las compañías es tan grande que hace falta tener una visión más amplia para abordar situaciones futuras que inciden tanto en el mercado, los clientes y productos para mejorar el rendimiento de los negocios. Así las cosas, mejorar las capacidades analíticas es vital para seguir ofreciendo un servicio competitivo.

Herramientas como Prometeus IDS, además de que hace más sencillo conectar cualquier tipo de fuente de dato, integrando todo tipo de información, permite a través de su potente motor de extracción de conocimiento, basado en el uso de algoritmos de Machine Learning y técnicas de Soft-Computing, conocer tendencias y adelantarse a los conocimientos, siendo el aliado perfecto para interpretar la información y tomar las mejores decisiones de negocio. No te quedes atrás, #ConectaTusDatos!