A menudo cuando hablamos de datos, información o conocimiento en el marco de una compañía hay conceptos que tienden a entremezclarse y hasta a confundirse. Dos de ellos son la llamada Inteligencia de Negocio, también Business Intelligence (BI), frente a la Analítica de Negocio, (BA) o Business Analytics.

Ambas disciplinas tienen un objetivo común: aprovechar la información para tomar decisiones pero su cometido es bien distinto Clic para tuitear

Ambas disciplinas en realidad son complementarias, ya que se asientan sobre la base de mejorar tanto el presente, como también el futuro, pero sobre todo nacen con un objetivo común: aprovechar la información para tomar decisiones. Aunque es conveniente aclarar que no son idénticas y su cometido es bien distinto.

Business Intelligence vs Business Analytics

Para empezar hay que entender que la clave del éxito de cualquier estrategia de datos está en conocer cómo manejar la información, porque de eso dependerá en cierta forma el valor añadido que aporte ese conocimiento que se genera.

El Business Intelligence permite a las organizaciones mirar los datos del pasado a través de distintos análisis que tienen como base la información histórica del negocio. Se centra por tanto en el histórico, llegando hasta el presente y ayuda a tomar decisiones en base al pasado, realizando una planificación con éxito.

En definitiva, el Business Intelligence es necesario para ejecutar cualquier negocio ya que es la vía para crear eficiencia operativa a través del acceso a los datos, permitiendo realizar a las personas sus funciones con mucha mayor productividad. Sin embargo, el Business Analytics da un paso más al enfocar ese mismo análisis hacia el futuro en base a modelos predictivos que van destinados a mejorar la competitividad del negocio y a apoyar la toma de decisiones.

Usa, también, datos históricos pero con la intención de predecir tendencias. Un ejemplo: a través del Business Analytics se puede saber en qué mes habrá más ventas.

Se nutre de las estrategias para explorar y extraer de forma continua conocimiento y el rendimiento de la información empresarial para impulsar una planificación dentro de la organización exitosa en el futuro. Análisis estadísticos, cuantitativos, minería de datos, modelos predictivos y otras tecnologías que ayudan a detectar tendencias con el objeto de impulsar un cambio empresarial.

Frente a ello, una solución de BI lo que busca son respuestas ante cuestiones como ¿Cuáles son los clientes más rentables? ¿Dónde están los puntos críticos en los flujos de trabajo? O dicho de otra forma: una solución de BI observa qué está ocurriendo y comprende por qué ocurre, ayudando a mejorar la planificación, organización, detectar cambios, conociendo los puntos fuertes y débiles y ayudando a corregir errores.

En realidad ambas soluciones están destinadas a descubrir cuáles son las necesidades de consumidor y logran mejorar la eficiencia y la productividad de los negocios.

Con el Business Analytics puede saber qué va a ocurrir anticipándose a lo que vendrá, mientras el BI dirá lo que ya sucedió, brindando ambos distintos puntos de vista que ayudaran al negocio a avanzar.

Fuentes de datos

Otra diferencia es que el Business Intelligence se puede aplicar a los datos estructurados de aplicaciones empresariales, mientras que el Business Analytics trabaja también con datos no estructurados y semiestructurados, transformándolos en datos significativos antes de analizarlos para obtener información.

El objeto del Business Intelligence es administrar la empresa de manera efectiva, mientras que el Business Analytics persigue cambiar el negocio para que sea en realidad más productivo.

En cualquier caso, lo que conviene tener claro es que cualquier análisis necesita de estas dos soluciones que se apoyan mutuamente. El error está en capturar datos sin analizarlos de la forma correcta que ayuden a avanzar.

En Prometeus Global Solutions sabemos cómo ayudarte haciendo más sencilla la comprensión de tus datos, propiciándote una visión completa de tu organización, en cualquier momento, lugar y dispositivo, que te permitirá detectar de forma rápida las necesidades de tu negocio.

Pregúntanos, nos ocupamos de todo.