¿Cómo mantener el ritmo en tiempos de incertidumbre? ¿Cómo saber qué hacer? Hoy la Inteligencia de Negocio es una herramienta fundamental en las empresas al referirse a las herramientas, prácticas, aplicaciones e infraestructura que otorga acceso a la información y lo que es más importante, permiten su análisis.

Sabemos que el llamado también Business Intelligence ayuda a las organizaciones a tomar mejores de decisiones a través de los datos históricos y del presente, identificando tendencias y pudiendo resolver problemas. Sin embargo, la Inteligencia de Negocio y el análisis de datos siguen siendo términos aún desconocidos para muchas compañías que se ahogan en el mar de los datos ante la dificultad que a menudo supone el uso de tecnología adecuada que pueda proporcionar acceso fácil a la información privilegiada que responda a los problemas de negocio habituales.

El Business Intelligence ayuda a las organizaciones a tomar mejores de decisiones a través de los datos históricos y del presente, identificando tendencias y pudiendo resolver problemas Clic para tuitear

El alto coste en recursos, necesidad de perfiles específicos, dificultades técnicas a la hora de ejecutar proyectos, pero sobre todo la falta de cultura en una adecuada gestión, uso e interpretación de los datos, son los principales escollos a tener en cuenta para tener éxito al extraer valor a la información de negocio.

Hoy nos vamos a detener en definir 5 de los términos más relevantes dentro de la Inteligencia de Negocio, como paso previo a comenzar a desarrollar una nueva habilidad que trata de entender y pensar en datos. El objetivo es tener la capacidad de ir más allá de lo que está pasando y llegar al por qué, pero sobre todo tener la facultad de comprender y visualizar el estado del negocio en todo momento.

Cuadro de Mando Integral (CMI)

Es una herramienta de control de gestión que mide periódicamente el cumplimiento de los objetivos empresariales fijados en el plan estratégico de la empresa mediante la concreción de estos objetivos en una serie de indicadores clave. Recoge normalmente cuatro perspectivas: financiera, clientes, procesos, innovación y conocimiento. En definitiva, ayuda a ver la evolución de los indicadores en esas áreas y comprobar si se está acertando o saber dónde se puede mejorar.

Sistemas de soporte a la decisión (DSS)

Existen muchas definiciones sobre este concepto pero a grosso modo se trata de un conjunto de procedimientos basados en modelos para procesar datos para asistir a un gerente en su toma de decisiones. Se caracteriza por respaldar a las personas en las actividades relacionadas en la toma de decisiones a través de un software que recopila información, se extrae y es capaz de generar tablas, gráficos y análisis. Permite extraer y manipular información de forma flexible, facilitando al usuario definir interactivamente qué información necesita y cómo combinarla. Prometeus IDS es un DSS.

Data Warehouse

Se trata de una base de datos corporativa donde se integran varias fuentes de datos para ser analizados. Un almacén de datos que extrae, limpia, conforma y entrega una fuente de datos dimensional para la consulta y el análisis conteniendo metadatos, datos sobre datos, que permiten saber la procedencia y fiabilidad entre otros. Se trata de un repositorio de datos históricos que se organizan por temas para el apoyo en la toma de decisiones. Logra simplificar y automatizar la obtención de información desde los sistemas operacionales a los sistemas informacionales.

Data Mart

El Data Mart es otro tipo de almacén de datos pero más simple, está básicamente indicado para líneas de negocio más básicas y responde a la estrategia de divide y vencerás, segmentando datos. Se trata de almacenes de datos departamentales o funcional, de tamaño más pequeño aplicado a un departamento específico. Data Mart es una estructura de datos, construido dentro de un repositorio o base de datos. En esta estructura se almacena información agregada o consolidada, que será consumida por alguna herramienta de visualización o data Analytics.

KPIs

Los llamados Indicadores Básicos de Rendimiento son una serie de métricas imprescindibles que se utilizan para sintetizar la información sobre la eficacia y productividad de las acciones que se lleven a cabo en un negocio con el fin de poder tomar decisiones y determinar aquellas que han sido más efectivas a la hora de cumplir con los objetivos marcados en un proceso o proyecto concreto. Ayudan a comparar la información que es estratégica en la marcha de cualquier negocio y determinar acciones efectivas para la mejora continua. Estos indicadores de gestión que permiten reaccionar a tiempo deben ser: específicos, medibles, cuantificables y relevantes para las estrategias del negocio.

El BI en definitiva, ayuda a diagnosticar rápidamente la situación de tu empresa y lo que es más importante permite monitorear permanentemente todos los indicadores para tener un buen control de la actividad.