Cómo dar en la diana con una solución de analítica de datos

con No hay comentarios

Analítica de datos

Los datos se están convirtiendo en una oportunidad extraordinaria para aquellas organizaciones que están dispuestas a asumir el reto de extraer el verdadero valor de la información empresarial usando el conocimiento para mejorar resultados y crecer.

Esto se traduce en tener una nueva cultura que deje atrás la intuición, pero también invertir en soluciones que ayuden a sacar un mejor rendimiento a los datos. ¿Pero cómo acertar entre la variedad de herramientas existentes? ¿Qué debe de tener una solución de analítica de datos?

Para empezar es fundamental tener claros los objetivos, lo que le ayudará a identificar cuáles  son los datos necesarios para alcanzar los resultados esperados.

La estrategia debe ser el primer paso y es lo que va a permitir concentrarse en los parámetros y datos concretos. Qué necesita saber y qué datos debe tener acceso, es un paso obligado. Sin ello, es más que probable que la confianza entorno a los análisis que realice se vea comprometida, como así también las decisiones o las acciones empresariales a acometer.

Una vez despejadas las incógnitas, podemos identificar hasta seis puntos que hay que tener en cuenta para invertir en una solución de Business Intelligence adecuada:

  1. El acceso a los datos en cualquier momento y lugar se ha convertido en una cuestión imprescindible. Si no es posible localizar la información deseada, en el momento oportuno, filtrar datos o fusionar éstos en un único informe con información procedente de distintas fuentes impedirá que su estrategia sea un éxito. Es fundamental contar con soluciones que permitan acceder a los datos vía cloud, además de que faciliten el acceso a los mismos vía móvil. En las empresas la movilidad se ha convertido en un elemento importantísimo para la mejora de la eficiencia y la productividad de los negocios y las soluciones de analítica e inteligencia de negocio deben posibilitar localizar en cualquier lugar la información en el momento que se necesite y por cualquier tipo de dispositivo.
  2. Facilidad de uso y atractivo visual. A veces se cae en el error de usar soluciones que necesitan de personal cualificado para su manejo, lo que genera a la larga la imposibilidad de que los datos fluyan de forma transversal en toda la organización, principio básico en cualquier organización data-driven. Su herramienta de analítica debe propiciar al usuario una facilidad en el uso de tal manera que no necesite conocimientos técnicos avanzados, logrando hacer accesible los informes a todos los miembros de la organización de forma sencilla. Hay que enfocarse, por tanto, en una buena experiencia de usuario. Esto, además conlleva, a que la visualización de datos deba ser atractiva y facilitar la configuración de  dashboards de forma personalizada, ágil e intuitiva. Como se identifica en la encuesta Magic Quadrant de Gartner 2017 al identificar las ‘capacidades críticas’ de una plataforma de análisis, poder “seleccionar y arrastrar datos de diferentes fuentes creando modelos analíticos propios”, marca la diferencia.
  3. Comunicación y colaboración. Si hay algo que no debe pasar por alto en su inversión es que los informes y los datos que se manejan a diario puedan ser compartidos de forma sencilla por todos los miembros de la organización. Se trata de democratizar el conocimiento entre todos los miembros de la compañía, por lo que cualquier herramienta de analítica debe de tener la capacidad de publicar y distribuir los resultados del análisis, pudiendo compartir y discutir la información.
  4. Consultas más fáciles. ¿Cuántas veces ha querido localizar una información y se ha visto limitado porque la herramienta en cuestión necesita que ponga la palabra adecuada para ofrecer resultados idóneos? Hoy la Inteligencia Artificial propicia una mayor facilidad en las búsquedas pudiendo realizar consultas en lenguaje natural, ni estar sometidos a una estricta sintaxis. La solución debe ofrecer que la localización de la información sea lo más sencilla posible, es decir: cero complicaciones en el acceso, ganará en agilidad.
  5. Integración con todo tipo de datos. Hasta hace poco los llamados datos no estructurados eran un serio problema. La evolución sufrida en los últimos años con nuevos sistemas de almacenamiento ha propiciado herramientas, que como Prometeus IDS, cuenten con la capacidad de aglutinar datos en distinto formato, no siendo un impedimento a la integración de fuentes de diverso origen. Pero si además puede contemplar datos externos a la organización, como aquellos relativos a Redes Sociales o el Open Data, tendrá un ángulo más amplio para tomar mejores decisiones de negocio. Tener información dividida en distintos orígenes y formatos no debe ser hoy un problema.
  6. Al gestionar datos una de las principales preocupaciones y quizás de las más importantes es garantizar la seguridad y la privacidad de la información que se maneja a diario en la empresa. Cualquier aplicación o herramienta es susceptible de ataque y proteger los datos es un elemento imprescindible, por lo que el proveedor debe satisfacer las altas expectativas y medidas que se imponen a la gestión de la información, evitando la fuga de los datos y limitando el acceso de éstos a terceros, propiciando la confidencialidad, integridad y disponibilidad de dicha información. Las copias de seguridad o la posibilidad de establecer filtros avanzados y personalizados o auditorías de las acciones de los usuarios suponen siempre un mayor control en la manipulación de la información.

En Prometeus Global Solutions hemos creado una solución que satisface sus necesidades con la que podrá organizar todos los datos relevantes de su compañía, hacerlos más accesibles, pero sobre todo  logrará tener un mayor conocimiento facilitándole todo el proceso de gestión de la información crítica para su negocio con todas las garantías de seguridad. Consúltenos sin compromiso