Tener un dashboard o cuadro de mando de negocio ordenado y personalizado es de importancia capital para cualquier compañía. La razón está en que el cuadro de mando es la herramienta dentro de una solución de Inteligencia de Negocio que permite medir la evolución de los resultados de los principales indicadores claves de cualquier compañía o llamados KPI.

Su importancia radica en que permite orientar  de forma más acertada la toma de decisiones de negocio, llevando un mejor control de la evolución de la empresa o de cada departamento o área, facilitando las acciones a realizar al propiciar una visión comprensible de todos aquellos datos clave.

Un cuadro de mando debe ser interactivo, analítico, colaborativo, mobile friendly y ordenado Clic para tuitear

De hecho, la información que recoja dicho cuadro de mando es lo que ayuda enfocar y alienar a los equipos directivos y las unidades de negocio, los recursos y los procesos con las estrategias de la organización. Hay que monitorizar y conocer la situación global y en tiempo real y el cuadro de mando es el mejor vehículo al sintetizar la información.

Interactivo, analítico y mobile friendly

Para contar con un cuadro de mando verdaderamente útil este debe responder primero a cinco cuestiones clave. Ser interactivo, analítico, colaborativo, mobile friendly y ordenado. Es decir tiene que permitir realizar análisis desde diferentes perspectivas, acceder a él en cualquier lugar y dispositivo,  permitir llegar a los detalles que hay tras los datos, facilitar el intercambio de información dentro y fuera de la organización y por supuesto que la información que recoja debe ser clara y concisa. Normalmente cada organización decide cuál es su cuadro de mando, la estructura del mismo y qué tipo de indicadores son apropiados para incluir en él, pero estos consejos te ayudarán a determinar qué hacer y qué no hacer.

Toma nota:

👉 Hazlo visual: La información se debe presentar de forma que sea agradable a la vista y que facilite su lectura y comprensión. Para lograrlo se recomienda cambiar las cifras por gráficos y no cargar de información la pantalla. Recuerda que el dashboard es como un resumen, pon solo lo esencial.

👉 Personaliza: Cada compañía es única y diferente. Por ello debes configurar el cuadro de mandos con aquellos datos que sean verdaderamente relevantes. Asegúrate de utilizar un software que permita crear usuarios en función a cada departamento. El dashboard del director de RR.HH. y el del director financiero serán a buen seguro muy diferentes.

👉 Déjate asesorar: No intentes aprender a utilizar la herramienta por ti mismo. Un software de BI no es complejo de entender pero contar con asesoramiento experto y profesional te ahorrará tiempo, te evitará errores y logrará que le saques el mayor partido al programa.

👉 Actualiza: En el mundo empresarial todo se encuentra en un proceso de cambio constante y así debería ser tu cuadro de mando. Asegúrate de valorar habitualmente si los KPI de tu dashboard son adecuados y útiles y mantente al día de las actualizaciones que vayan surgiendo, pues puede que se implementen funcionalidades interesantes.

Así lograrás un cuadro de mando organizado, que te permitirá obtener una visión real, inmediata y precisa de tu compañía. Pero antes debes definir qué quieres medir y para qué, seleccionar los KPI adecuados que reflejen cuales son los puntos de dolor de la compañía. Estos miden el nivel de desempeño de un proceso, muestran su evolución y estado y pueden ser financieros, de cliente, grado de satisfacción, marketing, recursos humanos… En definitiva el cuadro de mando es lo que te ayudará a formular estrategias consistentes.

El cuadro de mando es lo que te ayudará a formular estrategias consistentes Clic para tuitear

Recuerda que se ha demostrado que las organizaciones que mejor utilizan el análisis de datos son dos veces más propensas a tener un desempeño financiero superior. En ocasiones, las decisiones empresariales más importantes requieren velocidad de reacción. Un dashboard optimizado te permitirá obtener la información que necesitas en el menor tiempo posible, haciendo a tu organización más competitiva que nunca. En Prometeus te ayudamos a configurar tu cuadro de mando en función a las necesidades de tu compañía. Pregúntanos.