No decimos nada nuevo si apuntamos que uno de los sectores más castigados por la crisis del Coronavirus son las pymes. Estos días este colectivo que representa más del 99 por ciento del tejido empresarial español y el 75 por ciento del empleo, está viviendo días complejos donde debe tomar decisiones muy importantes en muy poco tiempo.

Precisamente tener una adecuada gestión de los datos corporativos ayudará a muchas compañías a afrontar en una mejor posición el tsunami económico que se avecina. La información es un valor estratégico en la actualidad, ya que propicia enfocar mejor el futuro del negocio. De hecho, si cuentas con poca información o no conoces la situación al detalle de lo que ocurre en tu empresa estarás expuesto a cometer mayores errores ante situaciones de crisis.

Hoy el objetivo debe ser favorecer la preservación de la actividad y la continuidad de cualquier negocio ante una difícil situación como la que está provocando en la economía el COVID-19 de consecuencias aún inciertas.

Hoy el objetivo debe ser favorecer la preservación de la actividad y la continuidad de cualquier negocio ante una difícil situación como la que está provocando en la economía el COVID-19 de consecuencias aún inciertas Clic para tuitear

Tomar decisiones adecuadas en tiempos de crisis requiere primero saber extraer valor y conocimiento de la información que se tiene más cercana a través de herramientas de Business Intelligence acordes a la realidad actual de movilidad, conexión y sencillez de uso,  pero también  tener claro algunas variantes. Veamos:

  1. Recopila información. No todos los datos valen ni tienen igual importancia, pero lo que está claro es que tener acceso a toda la información de tu negocio es muy importante en estos días, al igual que unificarla en un mismo lugar, ya que te dará más seguridad y te ayudará a tener una foto lo más exacta de la marcha de tu empresa. Tener dispersos informes de distintos departamentos no ayuda a enfocar la estrategia a seguir, sino más bien todo lo contrario… El Excel, la nube, bases de datos, todo se puede convertir en un caos que te impida una visión certera de lo que ocurre.
  2. Evalúa la marcha de tus KPIs. Los llamados Indicadores Básicos de Rendimiento son fundamentales para evaluar si se están cumpliendo los objetivos y te darán la pauta para detectar problemas. Lo suyo, además, es hacer una comparativa y ver la evolución del KPI frente a periodos anteriores, lo que te dará una buena visión sobre qué aspecto es susceptible de mejora o bien de llevar a cabo acciones drásticas. Un ejemplo: Si la caída de la facturación en el último año es del 20 por ciento, esto te pondrá sobre la pista para analizar qué es lo que está fallando, pudiendo ampliar tu análisis a cada departamento hasta que logres identificar el motivo que lo origina. Hablamos de mirar qué ocurre por ejemplo en tu departamento de atención al cliente, avaluar el trabajo de los comerciales, analizar la fuga de talento o incluso las bajas por enfermedad… Todo esto se puede medir en herramientas como Prometeus IDS, ofreciendo resultados para la ampliación de tu conocimiento que derivarán en acciones concretas. Si te pierdes en el mar de datos aquí tienes una ayuda.
Sin una adecuada gestión de la información es casi imposible ver qué ocurre, y lo que es mucho peor, te imposibilitará para tomar medidas adecuadas Clic para tuitear
  1. Identifica el problema. El análisis de la información de negocio te va a llevar a ver con claridad cuál es el verdadero cuello de botella al que te enfrentas y por tanto, te señalará el camino para que actúes con urgencia y congruencia, no lo olvides. Sin una adecuada gestión de la información es casi imposible ver qué ocurre, y lo que es mucho peor, te imposibilitará para tomar medidas adecuadas.
  2. Establece medidas para resolver y alternativas. Normalmente un problema puede ser abordado desde distintos enfoques, no teniendo solo una única solución. Lo normal es compartir toda la información que genera tu compañía con tus colaboradores más cercanos y sobre todo con los responsables de área o departamento, buscando alternativas y propuestas para llevar a cabo acciones concretas. Esto requiere herramientas de BI capaces de aglutinar toda la información de la empresa y compartirla a través de dashboard fáciles y sencillos de interpretar, además de configurar. Por otro lado, utilizar tecnología como PLN te ayudará a localizar la información que necesitas de forma más rápida, con tan solo un golpe de voz.
  3. Toma el mando, actúa pero también evalúa. Una vez hayas delimitado el problema y acotado las soluciones ahora toca tomar el mando y actuar. Si hay algo por lo que una compañía Data-Driven se distingue es por basar todas sus acciones en información, dejando atrás la intuición, cuestión que siempre se refleja en la cuenta de resultados. Pero para llegar a la mejora hay que evaluar SIEMPRE el impacto de la decisión, también usando el análisis de la información.

En cualquier caso tomar una decisión adecuada en tiempos de crisis es un proceso continuo, ya que hay que monitorizar los datos que se generan tras esa acción, lo que te llevará a afrontar mejor los desafíos o situaciones complejas.

La mayoría de los errores en la toma de decisiones vienen porque no se cuenta con la información adecuada en el momento preciso. Soluciones como Prometeus IDS te ayudan a hacer mucho más sencillo todo el proceso de toma de decisiones para la mejora de la marcha de tu negocio. Además contribuye a poner en contexto todas las acciones porque también te facilita información de fuentes externas que te ofrecen una visión de lo que está ocurriendo en tu sector, de tal manera que puedes ampliar siempre tu perspectiva para elegir la mejor resolución.

Conectar tus datos, extraer valor a la información de negocio es sencillo. No tengas miedo a decidir. En Prometeus Global Solutions sabemos cómo ayudarte. Pide información