Entre  los errores más comunes que adoptan las compañías a la hora de iniciar un proceso de transformación digital se encuentra la gestión y el tratamiento de los datos. No hay transformación digital sin conocimiento y este requiere a menudo de datos e información bien estructurados y organizados.

La transformación digital supone la reinvención de toda la organización bajo tres aspectos clave: personas, procesos y tecnología.

Existen muchas definiciones y todas coinciden en que la digitalización de los negocios  trata de la utilización de tecnología digital para mejorar la forma en la que la organización se desempeña y sirve a quienes la constituyen, pero sobre todo implica un cambio en la manera de hacer las cosas y en la forma en la que cualquier empresa se relaciona con sus clientes, adaptando el entorno digital a lo largo de toda su estructura. A menudo alcanzar la madurez digital requiere replantearse desde cómo usamos la tecnología en el trabajo diario, hasta la relación con los clientes y sobre todo entender cómo podemos mejorar la toma de decisiones y los procesos.

Todo ello lleva a una mayor eficiencia y productividad que se consigue a través del uso de tecnologías innovadoras que mejoran el desempeño diario. Conectar datos y personas es lo que lleva, por ejemplo, a entender mejor las necesidades del cliente, permitiendo predecir comportamientos y sobre todo corregir deficiencias en la marcha de cualquier compañía.

A través de los datos, y la información relevante que se puede extraer con herramientas de Business Intelligence es posible tener una visión global del negocio, pudiendo instaurar mejoras e impulsar cambios en los procesos. Pero para lograrlo se necesitan plataformas adecuadas de gestión y almacenamiento de datos que sean capaces de conectar la información en tiempo real.

Tecnologías facilitadoras de la Transformación digital

Es evidente que dar el salto hacia la digitalización requiere fundamentalmente de tecnología. Hablamos del impacto del Cloud Computing, Robótica, Inteligencia Artificial …

Sin embargo, Forbes ya identificó cuáles iban a ser las tendencias más importantes a tener en cuenta en cualquier proceso de digitalización, señalando a la experiencia de usuario y poniendo en relieve en el papel que jugarán en el futuro más próximo tanto el Big Data y como el Data Analytics. La razón es que “todo gira alrededor a los datos que permiten ya medir todo, o casi todo”.

Extraer el valor de los mismos, por tanto, es ya sinónimo de mejora de la competitividad y del rendimiento en cualquier negocio,  ¿pero quiénes son los verdaderos facilitadores de la transformación digital? La respuesta está en el estudio ‘La Transformación digital en la empresa’ realizado por  la consultora Ronald Berger en 2016 para Siemens: Automatización de procesos, conectividad, acceso digital al cliente e información digital. Es justo en el último punto cuando se vuelve a poner de manifiesto de nuevo la importancia de hacer accesible y comprensible la información de las organizaciones, ya que permite mejorar las predicciones y la toma de decisiones, siendo un pilar clave porque condiciona todo el proceso de cualquier acción en el ámbito empresarial.

Si la información no es digital, difícilmente será posible su análisis y por consiguiente, la extracción de conocimiento.

Usar, por tanto, una  plataforma de gestión de datos como Prometeus Intelligent Data Suite es el primer paso para convertirse en una empresa inteligente y lograr al fin una transformación digital óptima. En Prometeus Global Solutions podemos ayudarte. ¡Empieza hoy!