Una de las prioridades del análisis de datos es conocer mejor al cliente, se trata de tener toda la información suficiente que ayude a atraer y fidelizar al consumidor, detectando nuevas oportunidades de negocio. El objetivo es diferenciarse y tomar decisiones estratégicas de forma inteligente que logren atender las demandas con mayor rapidez y esto implica saber identificar riesgos, mejorar procesos…

El Data Analytics puede mostrar patrones de comportamiento, mejorando la experiencia del cliente a través de la comunicación, personalizando y en definitiva customizando las peticiones del usuario, o usando, incluso, los datos para crear contenidos que sean más atractivos para los consumidores.

En realidad sus aplicaciones son múltiples, ya que una buena herramienta de análisis de datos puede proporcionar información para saber incluso qué productos se van a demandar más y en qué cantidades, analizando el histórico de compras y las adquisiciones de los últimos meses.

Precisamente contar con herramientas que sean capaces de tener una visión global del cliente permite tomar decisiones más acertadas mejorando la competitividad y ayudando al incremento de las ventas y al aumento de clientes.

La premisa es dar al cliente lo que necesita, en el momento que necesita, y actualmente lograrlo es imposible sin ayuda del análisis de datos Clic para tuitear

No hay especulaciones y las decisiones se toman bien informadas en base a la información que se recopila de diferentes fuentes de datos. Pero además se optimizan las operaciones, identifican oportunidades y se desarrolla la eficiencia.

La premisa es dar al cliente lo que necesita,  en el momento que necesita, y actualmente lograrlo es imposible sin ayuda del análisis de datos.

Escuchar al cliente y comprenderlo es una de las prioridades de cualquier estrategia Customer Centric. Hay que ir más allá e interpretar esa información a menudo olvidada en el seno de las compañías, desde donde deben esforzarse por adaptar su propuesta de valor a lo que el cliente demanda.

Así lo primero que hay que comprender es que todos los clientes no son iguales. La analítica de datos muestra cuáles son las diferencias pero además puede ayudarte a centrarse en el valor de cada cliente, hacia una mayor personalización de las acciones.

La realidad es que el 40 por ciento de las empresas ya está utilizando la analítica de datos en funciones claves de negocio como ventas, desarrollo de productos y marketing.

Gestionar los datos de los que se dispone y convertir éstos en valor es ya un camino obligado para las compañías donde el aquí y ahora también es tendencia para avanzar en las necesidades del consumidor.

Las compañías empiezan a prestar atención al acceso a los datos en tiempo real como medio eficaz para diseñar mejor las interacciones y lograr una experiencia de cliente plenamente satisfactoria y en definitiva, conectar mejor con el consumidor.

Aquí entra en juego también el hecho de tener un mejor control de la demanda del producto y ser más ágiles en las respuestas que se ofrecen al cliente.

Cisco ya identificaba en uno de sus estudios al Data Intelligence como una de las tendencias básicas en la mejora de la experiencia de cliente, al permitir convertir los datos en información utilizable en tiempo real gracias al aprendizaje automático y el análisis predictivo. Un paso hacia adelante que permite mejorar las campañas de marketing o predecir el abandono de un cliente antes de que ocurra.

En cualquier caso, la mejora de la experiencia de cliente requiere siempre tener una visión a largo plazo e implica mejora continua y los datos son ese faro que ilumina las acciones necesarias para entender al consumidor y satisfacer siempre sus expectativas, pudiéndonos tomar la delantera y ofrecerle mejor servicio. ¿Comenzamos?