Las previsiones económicas siguen siendo poco optimistas, pese a la buena dosis de esperanza que ha supuesto el anuncio de varias vacunas para frenar la pandemia. Los negocios continúan con las secuelas de una crisis que apunta que será larga y desigual para muchos sectores, donde los expertos señalan a finales de 2022 para una cierta estabilización.

En este contexto volátil e incierto, conocer el estado y la situación real del negocio es la mejor vía para crear estrategias donde reconquistar clientes, readaptar estructura o simplemente evaluar puntualmente donde pueden estar los cuellos de botella en la gestión. ¿Pero por dónde empezar?

Diferencia entre métricas y dimensiones

Sabemos que sin medición no hay control, ni capacidad tampoco de mejora, por lo que la analítica de datos es una aliada ahora para ser proactivos. Muchas compañías tienen verdaderas dificultades en acceder a información puntual y detallada de sus negocios, conociendo en qué punto se encuentran de una forma sencilla con el objetivo de establecer acciones que mejoren resultados. Precisamente los KPIs (Indicadores Básicos de Rendimiento) son una herramienta fundamental a la hora de poder comprender y entender la salud de cualquier empresa. Sin embargo, conviene distinguir antes en Inteligencia de Negocio entre dos términos: métricas y dimensiones.

Las métricas son aquellos conceptos cuantificables que permiten medir los procesos de negocio Clic para tuitear

Las métricas son aquellos conceptos cuantificables que permiten medir los procesos de negocio. El importe total de las ventas, sería un KPI básico. Las dimensiones, en cambio, lo que permiten es filtrar, agrupar y seleccionar la información,  haciendo más comprensible la marcha de la compañía, simplemente segmentando.

Facturación, Marketing y RRHH, los tres básicos

Pongamos, por ejemplo, una de las áreas más habituales y estratégicas de cualquier empresa: Facturación. Prometeus IDS facilita en tan solo un golpe de vista el importe total de la facturación anual, trimestral, o por periodos de tiempo previamente definidos.

Hablamos aquí de dimensión tiempo, pero también es posible ver la facturación por provincias, por comercial e incluso conocer el estado de las facturas: pendiente, pagadas y canceladas, pudiendo hacer comparativas con periodos anteriores. Sencillo y fácil de comprender, con dashboards configurables en función a las necesidades.

Con una adecuada combinación de dimensiones y métricas se puede responder satisfactoriamente a diversos interrogantes dando soluciones adecuadas a cada problemática Clic para tuitear

Además es posible tener una métrica en función a los objetivos de negocio, cuestión importante para analizar si se llegan a las metas inicialmente propuestas. Por ejemplo, queremos que nuestra facturación anual sea de 1 millón de euros, con este indicador es tan fácil como cruzarlo y ver en cuestión de segundos si lo facturado, por ejemplo hacia mitad de año vaticina que se puede llegar a lo inicialmente planteado o no, y actuar en consecuencia.

En Marketing los indicadores serían:

  • Número de oportunidades captadas en cada campaña
  • Facturación conseguida
  • Costes frente a facturación
  • Provisión de facturación vs facturación real por campaña

Otro departamento importante es RRHH, donde es posible conocer:

  • Los días de baja por empleado
  • Número de bajas por motivo
  • Vacaciones consumidas vs pendiente por empleado

Monitorizar para instaurar la mejora continua

En definitiva, mejorar el rendimiento de cualquier negocio implica siempre monitorizar los datos para llevar un mejor control en aspectos tan sensibles como la evolución de las ventas de forma mensual y anual, la productividad por comercial y el coste de adquisición por cliente. Cuestiones básicas que permiten testear la salud de cualquier negocio.

Para ello, hay que contar con una solución potente, accesible, fácil y sencilla que permita en todo momento unificar datos pero sobre todo filtrar y utilizar la información para convertirla en un activo que lleve a una mejor toma de decisiones y a un conocimiento más completo de la situación actual de la empresa.

Recuerda que con una adecuada combinación de dimensiones y métricas, de acuerdo a las necesidades de información que tenga cada organización, se podrá responder satisfactoriamente a diversos interrogantes dando soluciones adecuadas a cada problemática.

#CONECTATUSDATOS, extrae valor a la información de negocio. Prometeus IDS te ayuda.