La administración y el control, así como la gestión de los datos en la empresa, es ya un arma estratégica para mejorar el rendimiento de las compañías. Conseguirlo supone tener una mayor compresión y entendimiento del entorno y los procesos gracias al Business Intelligence que constituye un verdadero eje integrador de la información de las compañías al producir: reducción de costes, generación de ingresos, mejora de la productividad, un mayor control de riesgos, favoreciendo también la innovación.

El uso de BI tanto para directores, gerentes y responsables de departamento es fundamental en la toma de decisiones y el acceso de la información crítica de negocio al objeto de tener una visión de lo más completa de la marcha de la compañía ¿Pero cuáles son las áreas en  las que funciona mejor?

La inteligencia de negocio sirve de soporte para optimizar los procesos y operaciones tomando mejores decisiones tanto a nivel estratégico, como táctico y operativo Clic para tuitear

La Inteligencia de Negocio supone la captura, acceso, comprensión y conversión de los activos más valiosos de una empresa como son los datos en información accionable con el objeto de mejorar el desempeño. Así el llamado Business Intelligence es de gran utilidad en áreas como:

👉 Ventas: proporciona análisis más detallados del cliente ayudando a responder a las necesidades del mismo, detectando además nuevas oportunidades en el mercado.

👉 Marketing: logra mejor segmentación dirigiendo campañas, pudiendo analizar con mayor detalle el comportamiento.

👉 Finanzas: permite controlar mejor los gastos y los ingresos

👉 Producción: ayuda a captar las necesidades en stock, entregas, productos, permitiendo analizar el rendimiento de cualquier tipo de proceso operativo.

👉 Recursos Humanos: permite tener una imagen real del estado de la plantilla ayudando a planificar la situación actual, revisar necesidades y definir estrategias, llevando un mejor control y una correcta adecuación de las competencias de cada perfil.

Por tanto, la inteligencia de negocio sirve de soporte para optimizar los procesos y operaciones tomando mejores decisiones tanto a nivel estratégico, como táctico y operativo.

Así los sistemas de información ayudan a los gerentes y responsables de departamentos a decidir,  por ejemplo, qué líneas de productos son las más rentables, pero también el Business Intelligence proporciona mucha información sobre los clientes actuales, siendo esta muy valiosa para poder fidelizarlos lo que permitirá conocer el interés que pueden suscitar los productos y servicios.

La simple acumulación de datos no es suficiente, hoy es fundamental conocer, clasificar, filtrar y utilizar toda la información clave mediante un análisis exhaustivo de la información Clic para tuitear

Además gracias a los datos y su análisis, la inteligencia de negocio ayuda a conocer en qué época del año están los picos de demanda pudiendo gestionar mejor el stock o almacenaje, pudiendo predecir picos de ventas ajustando con ello la producción.

Recuerda que la simple acumulación de datos no es suficiente, hoy es fundamental conocer, clasificar, filtrar y utilizar toda la información clave mediante un análisis exhaustivo de la información para que ésta se convierta en un verdadero activo generador de negocio en la empresa. En Prometeus Global Solutions sabemos cómo ayudarte.