Analizar la información de forma adecuada para mejorar la toma de decisiones y el rendimiento de cualquier compañía requiere usar la inteligencia de negocio de forma acertada. Esto que parece obvio no lo es tanto para la mayoría de las compañías. Según Gartner los proyectos de Business Intelligence a menudo acaban en fracaso en un 70 por ciento de los casos. Varias son las razones que hay detrás de esta cifra, la más evidente, y la más común, es no tener una estrategia de datos bien definida. La hoja de ruta que permite saber qué hacer con la información, como acceder a ella, compartirla, administrar su contenido e identificar los roles y responsabilidades en la gestión, fijando, antes, los objetivos que se persiguen. Pero además de este escollo hay otros obstáculos igual de importantes:

Seguir tirando del Excel

El apego de las organizaciones al Excel es un mal que incide directamente en el fracaso de cualquier proyecto BI, la razón está en que si bien es la base de datos más utilizada, también entran en juego, como señala Information Builders, “las múltiples versiones existentes de los datos verdaderos originados por un control de versiones limitado, la falta de capacidad de auditoría y elevadas tasas de error y problemas con la calidad de los datos”.

Las compañías deben alejarse de la mentalidad entorno al Excel e implementar una adecuada plataforma BI que permita dirigir sus análisis y manejar los datos de forma más segura teniendo centralizada toda la información de negocio y pudiéndose compartir ésta de forma adecuada. A esto hay que añadir que la solución BI debe ser capaz de aglutinar todo tipo de fuentes datos sin importar su procedencia y formato, siendo capaz de relacionarlos de un modo intuitivo.

No tener en cuenta a los usuarios móviles

Las compañías deben entender que la movilidad es uno de los ‘drivers’ más importantes en el camino de la transformación digital, esto incide directamente en la gestión de los datos. Las plataformas de analítica de datos deben contemplar el acceso a la información en cualquier momento y lugar, esto requiere interfaces a las que se pueda acceder no solo desde el PC, sino desde una Tablet o un smartphone. La solución de BI debe contemplar este aspecto facilitando el acceso a la información en cualquier circunstancia.

Problemas con la calidad de los datos

Usar datos incompletos, dudosos o irrelevantes es el mal común en cualquier proyecto de BI y para poner freno a esta situación hay que establecer controles automatizados para identificar errores y bloquearlos. La integridad de las fuentes de información impacta en las decisiones de negocio que dependen de la exactitud y coherencia de la información que se maneja. De hecho, casi un 60 por ciento de las empresas considera que sus datos son pocos fiables, preparar y optimizar los datos para el análisis garantiza la precisión y la consistencia de la información, pero sobre todo la confianza en los datos para promover acciones adecuadas. No importa lo buena que sea la herramienta, si los datos son cuestionables. Además, cualquier decisión debe estar unida a una buena estrategia de Data Governance. Por lo tanto, hay que asegurarse de que todos los datos están perfectamente integrados, fiables y están listos para usar.

Ignorar fuentes de datos importantes 

No solo se debe contemplar aquella información registrada en el CRM y ERP sino que también los datos externos son cruciales. La información generada por Redes Sociales o el Open Data son opciones a tener muy en cuenta, asi como tambié, los datos provenientes de la monitorización Web… Todos inciden al final en lograr tener una amplia visión de la marcha del negocio mejorando el conocimiento de la compañía. Ignorar estas fuentes y otros datos no estructurados, supone una importante pérdida de oportunidades para su negocio.

Pero además es conveniente tener acceso a la información en tiempo real y contar con una plataforma de análisis de datos sencilla que no necesite personal técnico para su uso, o que la solución te permita compartir datos entre todos los miembros de la organización de forma rápida con dashboards simples y adecuados,  son aspectos que mejoran notablemente el análisis.

Es importante asumir que cualquier proyecto BI no es estático y este no acaba nunca, por lo tanto la solución BI debe ser escalable y flexible. Prometeus IDS cuenta, además, con funciones tan importantes como la realización de consultas en lenguaje natural pudiendo facilitar las búsquedas y consultas a través de la voz, junto a ello es capaz de indicar tendencias a través del uso de algoritmos de Machine Learning y técnicas de Soft-Computing. Conectar tus datos y extraer valor para la acción es ahora así de sencillo.