Generar conocimiento de los datos no solo requiere una infraestructura TI adecuada sino que también se necesita una buena comunicación de ese conocimiento de tal forma que sea comprensible para cualquier miembro de la organización.

En el proceso de búsqueda, interpretación y comparación de los datos, la visualización de los mismos juega un papel crucial en todas las estrategias de Business Analytics. En realidad es la parte que ayuda a realizar un análisis más profundo, pero sobre todo a comunicar mejor el conocimiento a los interlocutores.

Los datos aisladamente no aportan un significado alguno, y solo cuando hay un análisis e interpretación posterior cobran verdaderamente sentido Clic para tuitear

Los datos aisladamente no aportan un significado alguno, y solo cuando hay un análisis e interpretación posterior cobran verdaderamente sentido.

La visualización de datos por tanto es la presentación gráfica de la información con dos propósitos: análisis y comunicación, siendo uno de los mecanismos más potentes para explotar y analizar de manera autónoma el significado implícito en los datos, independientemente del grado de conocimiento tecnológico del usuario.

Sin embargo, la visualización dinámica de datos da un paso más ya que ordena y jerarquiza la información que el usuario demanda plasmando, comparando y combinando los KPIs más significativos, ayudando a contextualizar así la información, logrando más agilidad y rapidez en la comprensión de los datos de una manera más visual y dinámica.

La visualización dinámica de datos construye significado sobre los datos y la creación de narrativas basadas en la representación gráfica, a través de varias formas: tablas, gráficos de barra, líneas, gráficos circulares, nubes de tags, infografías o los conocidos Treemap, que consisten en la representación gráfica de datos jerárquicos en forma de rectángulos que ocupan el total del espacio de forma proporcional al valor de una variable.

Las opciones son múltiples, permitiendo una clara asimilación de la información pudiendo entender, mostrar y compartir los datos clave de negocio de forma sencilla, pero sobre todo en tiempo real. La visualización ayuda, en definitiva a navegar mejor por la información de forma más rápida mejorando la experiencia de usuario.

Más agilidad en la gestión de los datos

La gran cantidad de información que maneja cualquier compañía es uno de los mayores problemas para hacer comprensible el conocimiento que se extrae de la propia información y que es el que sustenta la toma de decisiones en el seno de las empresas. Precisamente la visualización dinámica de datos ayuda a comprender la lógica que se encuentra tras el conjunto de datos, al permitir  compartir la información con otras personas de forma intuitiva y ágil generando gráficas que igual que en la interfaz de Prometeus IDS,  se actualizan en el momento y a demanda del usuario.

Para conseguirlo, la recopilación de información es el paso más crítico. Filtrar aquella información que sea verdaderamente útil para las estrategias de negocio es el primer obstáculo que hay que salvar para lograr una buena visualización dinámica de datos. El futuro apunta a que las propias visualizaciones sean construidas por el usuario sin dificultad alguna. El reto está en conseguir autonomía suficiente para, a través de asistentes intuitivos, poder realizar propias visualizaciones y explotar la información de manera más simple.