La volatilidad del mercado genera incertidumbre y en las empresas hoy existen múltiples preocupaciones. El futuro es incierto, sí, pero para tener algo de estabilidad los CEOs miran ya a los datos como pieza clave para obtener respuestas.

La recuperación de la pandemia no significará un retorno fácil a la normalidad y el camino hacia la estabilización se torna movedizo. Tres áreas serán críticas para el futuro de cualquier compañía: sostenibilidad, digitalización y confianza. Dentro de lo digital las organizaciones necesitan, cada vez  más, tener una compresión profunda del cliente y como satisfacer sus necesidades, pero también de la realidad que les rodea y para ello requieren de datos. El dato hoy es la brújula que permite señalar el camino a seguir.

Solo el 32 por ciento de la información se usa en las compañías

La realidad apunta a que en las empresas solo se aprovechan el 32 por ciento de la información disponible (Fuente: IDC) y el gran desafío estará en la gestión y extracción de valor de la información y cómo se use ésta para llevar a cabo acciones de mejora. La máxima es que quien sepa sacar ‘jugo’ a la información, logrará ventaja competitiva.

Tres áreas serán críticas para el futuro de cualquier compañía: sostenibilidad, digitalización y confianza Clic para tuitear

Los principales problemas con los que se encuentran las organizaciones para lograrlo son utilizar los datos de forma efectiva para generar conocimiento, gestión del almacenamiento y seguridad de la información. De hecho, solo el 10 por ciento de las compañías han implementado soluciones de gestión DataOps, es decir elaboran estrategias para mejorar la calidad y reducir el tiempo en el análisis de datos.

Datos y capacidad analítica, clave para mejorar resultados

Entre las preocupaciones actuales del CEO se encuentra el crecimiento, riesgo, gestión del talento… pero sobre todo hay dos a las que conviene prestar ahora máxima atención, según se recoge en el informe CEO Outlook 2020: COVID-19: aprovechamiento de la tecnología y búsqueda de innovación. En ambos contextos, los datos y las capacidades analíticas son cuestiones importantes a tener en cuenta en los próximos años para subsistir mejorando resultados empresariales.

Los datos son ya un aliado en las estrategias de negocio en la era post-COVID en base a que permiten medir resultados sobre las acciones que se llevan a cabo, identifican oportunidades para mejorar las estrategias en el futuro y se toman decisiones más certeras.

El foco en los próximos meses estará en reaprender y reinventarse gracias al valor que aportan los datos y la información de negocio Clic para tuitear

Contar con soluciones que hagan fácil el análisis y la comprensión de la información de negocio son un acierto, tanto a corto y a largo plazo, para incrementar ingresos.

El componente clave es tener una gestión eficiente de la información que permita reducir costes, refuerce la fidelidad de los clientes o mejoren la ventaja competitiva.

Esto será lo esencial para la supervivencia en el entorno empresarial en los próximos años,  junto al hecho de adoptar nuevos modelos de gestión enfocados a la transformación organizacional, poniendo el foco en dos palabras: reaprender y reinventarse gracias al valor que aportan los datos y la información de negocio.