Sabemos que los datos son la prioridad en el noventa por ciento de las estrategias de transformación digital en estos momentos. Sin embargo, si echamos la vista atrás, la utilización de estos en la toma de decisiones era una práctica poco habitual hace unos años y casi siempre estaba incorporada a empresas grandes y dentro de proyectos que podríamos bautizar con el concepto de selectos. Pero lo cierto es que el avance de la tecnología está poco a poco derribando las barreras existentes para la extracción de valor de la información de negocio, democratizando el conocimiento y sobre todo eliminando el empleo de perfiles cualificados para la gestión e interpretación de la información, haciendo más sencillo el uso de los datos, su interpretación y su análisis bajo el concepto de “hazlo tú mismo”.

El impacto de la pandemia ha realzado el valor de los datos, tanto para los gobiernos como para las empresas Clic para tuitear

Precisamente para obtener beneficios de la analítica de negocio hay que cambiar hoy la tecnología tradicionalmente empleada diciendo adiós a las grandes inversiones en software ante un entorno económico con alta fragilidad y  evitando herramientas que a menudo no unifican todo tipo de fuentes de datos, o que simplemente no facilitan el acceso a la información en cualquier momento y lugar.

El impacto de la pandemia ha realzado el valor de los datos, tanto para los gobiernos como para las empresas. De hecho,  una de las tendencias que cobrarán fuerza en los próximos cinco años será el Data Analytics, por la capacidad de poder adelantar acontecimientos, corregir errores y detectar oportunidades, algo muy valioso en los tiempos actuales.

Una buena estrategia analítica ayuda siempre a mejorar resultados Clic para tuitear

Desde Prometeus Global Solutions entendemos que hay al menos diez cuestiones que hay que tener en cuenta y resolverán tus dudas a la hora de invertir en software de análisis de datos en estos momentos, ya que permite:

  • Conocer mejor al cliente pudiendo estar más alineado con sus necesidades
  • Mejorar las operaciones y procesos
  • Aumentar la eficiencia y la productividad
  • Tomar decisiones más rápidas y efectivas
  • Democratizar el conocimiento en la empresa
  • Tener una posición competitiva más fuerte
  • Identificar nuevas oportunidades comerciales y tendencias de mercados emergentes
  • Reducir gastos innecesarios
  • Corregir problemas mejorando la calidad del servicio y la experiencia de cliente
  • Te ayuda a innovar

Pero lo más importante es que una buena estrategia analítica ayuda a mejorar resultados. Con la crisis económica hay que volver a empezar y sacar ‘jugo’ a los datos se convierte ya en determinante, al igual que la digitalización de la información, que va parejo para poder anticiparse y saber adaptarse a circunstancias complejas.  Recuerda, tener una cultura del dato y un buen tratamiento de la información evitará decisiones que puedan ser incorrectas. Conecta tus datos, extrae valor a la información de negocio. Te ayudamos.