No existe compañía en la que no se tome a diario decisiones y a menudo éstas no son fáciles. Siempre hay que resolver y las soluciones de Inteligencia de Negocio si hay algo que facilitan es tener acceso a la información adecuada para saber qué hacer. Ofrecen una instantánea de la situación, pudiendo tomar el pulso a la empresa al día y controlar  los indicadores clave para poder llevar a cabo acciones de mejora.

En este post vamos a poner el foco en algo que parece obvio pero no lo es: el término decisión, quién puede tomarla y sobre todo qué tipo de decisiones existen.

Quién toma las decisiones

Normalmente suelen hacerlo aquellas personas con capacidad, es decir: responsables de área, jefes, gerentes, directivos…  Muchos de ellos se identifican bajo la categoría  C Level, término que se les da a aquellas personas que son cabeza de equipos, directores, gerentes, pero que por su conocimiento están plenamente alineados con los valores de la compañía y las estrategias.

Si bien hace relativamente poco tiempo, y al albor de la transformación digital, en las compañías imperaban estructuras organizativas horizontales, sin jerarquía, la realidad sigue señalando que en cualquier empresa la elección sigue siendo tomada  por unos pocos ‘elegidos’ que guían en cierta forma la marcha de la empresa, tomando el timón.

No todo el mundo está capacitado para decidir, ya que normalmente son perfiles muy bien informados que manejan adecuadamente los datos de negocio Clic para tuitear

En ese contexto no todo el mundo está capacitado para decidir, ya que normalmente son perfiles muy bien informados que manejan adecuadamente los datos de negocio, conocedores bien de la empresa y la estrategia, enfocados a prioridades, pero también visionarios y valientes.

Precisamente una sus principales funciones es la planificación, cuyo propósito es trazar estrategias para alcanzar los objetivos previamente planteados.

Tipo de decisiones

Tampoco todas las decisiones tienen la misma importancia, ni las mismas consecuencias, existiendo una clasificación en función del alcance que tiene en la empresa:

  • Estratégicas: Las toma siempre la dirección o la gerencia e implican un riesgo en mayor o menor medida. Son aquellas que afecta a toda la empresa durante un largo periodo de tiempo influyendo en los objetivos generales de la empresa y su modelo. Los responsables de tomar este tipo de decisiones normalmente relevantes son el CEO, presidente, directores generales y comités de dirección) Ejemplos: Definir qué producto o servicio ofrecer y para quién, evaluar inversiones, fuentes de financiación… La información por tanto a la que acceden debe ser oportuna y de calidad. Una equivocación en este apartado puede ser muy negativa en la marcha del negocio.
  • Tácticas: Inciden en una parte de la empresa, o de los procesos y se toman únicamente desde un solo departamento o unos pocos. Su impacto es a medio plazo y son resueltas por cargos intermedios: jefes de departamento, gerentes. En realidad sirven para llevar a cabo las decisiones estratégicas y corresponden siempre a directivos intermedios.
  • Operativas: Afectan a actividades específicas. Su efecto es limitado en el tiempo y normalmente las toma jefes de equipo, encargados de área, los llamados ejecutivos inferiores. Ejemplos: selección de proveedores, medidas administrativas, política de compras, control de cobros y pagos, inventario, atención al cliente…

En realidad toda decisión siempre tiene un impacto en la empresa, siendo muy importante el análisis previo de la información. Sin embargo, el acceso a la información clave de negocio pocas veces está exento de dificultades.

Toda decisión siempre tiene un impacto en la empresa, siendo muy importante el análisis previo de la información Clic para tuitear

Los datos suelen estar repartidos entre distintos departamentos y tener una visión holística de la compañía se complica a menudo con demasiados informes que nunca llegan a tiempo, con una importante pérdida de energía por parte de los subordinados que deben de pasar datos periódicos a sus superiores. Según estimaciones solo el 37 por ciento de la información analizada se traduce en acciones.

Acceder a la información relevante, en el momento justo, se convierte para estos perfiles con ‘capacidad de decidir’ en un ejercicio a veces titánico, no solo en la recopilación de datos, sino en la interpretación y visualización de la misma.

Prometeus Intelligent Data Suite es un Sistema de Soporte a la Decisión (DSS) que ayuda a mejorar el proceso de análisis del directivo, extrayendo valor a los datos de negocio, ayudando a tener un mejor enfoque en las acciones a tomar y generando algo muy importante: conocimiento. Todo con ayuda de informes dinámicos, flexibles e interactivos.

Conecta personas, ideas y datos. Te ayudamos