Tratar de gestionar los datos en una compañía dándoles valor y utilidad es el objetivo último de cualquier proyecto de inteligencia de negocio pero esto también remite a la llamada gestión del ciclo de vida de los datos, conocido también como Database Lifecycle Management (DLM).

La correcta gestión de la información hace que los procesos por un lado sean más sencillos pero sobre todo lleva a poder extraer valor más fácilmente de los datos, además de ser capaces de identificar las  oportunidades.

¿A qué llamamos ciclo de vida de los datos?

El ciclo de vida de los datos no es más que la mejora de la base de datos abarcando un enfoque técnico y empresarial de tal manera que estos puedan ser de utilidad a la propia compañía de principio a fin. El objetivo es reducir costes y aumentar la calidad de los datos, pero también fomentar la innovación y cooperación entre equipos.

Una adecuada gestión del ciclo de vida de los datos es una forma de estructurar los pasos que sigue la información de una organización para maximizar su valor Clic para tuitear

Los datos son fundamentales para el cambio empresarial y las bases de datos deben diseñarse de manera que faciliten el cambio, por lo que los DLM mejora los métodos de trabajo entorno a la gestión de la información y esto señala a la facilidad de uso de los datos clave de negocio para poder tomar decisiones más acertadas.

Una adecuada gestión del ciclo de vida de los datos es una forma de estructurar los pasos que sigue la información de una organización para maximizar su valor.

Fases del DML

El ciclo de vida de los datos se compone de cuatro fases que van desde la captura, mantenimiento, uso, hasta su interpretación:

  1. Creación y captura. La adquisición y captura remite al inicio cuando una organización obtiene información. Esta etapa se caracteriza porque la información sea lo más precisa posible y remite a definir qué tipos de datos interesan y qué valor tienen estos para la organización. Es la parte de detección y análisis de las fuentes de información más relevantes.
  2. Transmisión, almacén y seguridad. Esta fase es fundamental para evitar pérdidas. Tener una estrategia clara en copias de seguridad y prevención velando también por el cumplimiento de las normas indica una buena salud en materia de gobernanza del dato. El almacenamiento es crítico para lograrlo, así como unificar los datos de negocio en un mismo lugar, evitará riesgos futuros.
  3. Gestión y trabajo colaborativo. El acceso a la información de forma rápida y sencilla reporta incremento de la productividad y eficacia.
  4. Análisis y explotación de datos aplicado al negocio. El fin último de los datos es propiciar conocimiento a las compañías, por ello tener un análisis y correcta explotación es clave para que la información sea interpretada de forma idónea siendo fundamental contar con soluciones que ofrezcan  un acceso fácil a los KPIs más relevantes, ofreciendo una visión global de la empresa conteniendo informes y reportes descriptivos.

El objetivo de DLM no es otro que hacer que todos los procesos de la base de datos sean más predecibles y visibles al objeto de respaldar mejor las decisiones dentro de la empresa. En realidad es un conjunto de principios rectores que define y automatiza las etapas de la vida útil del dato.

Realizar un correcto uso de todas las etapas del ciclo de vida de la información reporta beneficios a las empresas en materia de cumplimiento y gobernanza, protección de datos, información más actualizada, segura y mayor precisión y disponibilidad, ayudando a las compañías a lograr mayor agilidad en la gestión de la información.

En Prometeus Global Solutions hacemos un análisis completo del ciclo de vida de sus datos para identificar en qué fase se encuentra ayudando a su compañía a extraer valor a la información clave de negocio que le ayudarán a tomar decisiones más eficaces para su organización. #ContectaTusDatos.