En la vorágine de la era digital, cada día aportamos enormes volúmenes de datos, cifrados en 2,5 quintillones de bytes. Estos números siguen creciendo, impulsados por un fenómeno que aún escapa al entendimiento de muchos: el Big Data. ¿Pero qué implica realmente este término? ¿Cómo define la tecnología la gestión de datos cuyo volumen desafía las capacidades de las herramientas comunes?

Su esencia radica en su capacidad para dotar a las empresas de una previsión confiable basada en la información disponible. Los datos se erigen como la piedra angular que verdaderamente genera conocimiento en las empresas. La transformación de la información en conocimiento se convierte en el objetivo primordial de cualquier estrategia de Big Data.

Para desentrañar este universo de datos, es vital explorar las dimensiones de este, conocidas como las «Vs». Desde el impresionante volumen de datos hasta la velocidad de procesamiento en tiempo real, cada dimensión juega un papel fundamental en el aprovechamiento efectivo de esta tecnología.

Dimensión de volumen en Big Data

El Big Data se caracteriza por la gestión de enormes volúmenes de datos, estimándose que para el 2020 se almacenarían 35 Zettabytes a nivel mundial. Este incremento, impulsado por las nuevas tecnologías, demanda soluciones tecnológicas específicas. No todos los datos son Big Data; es esencial distinguir entre datos masivos y conjuntos más convencionales, como datos de clientes o proveedores.

La dimensión de velocidad

La toma de decisiones en tiempo real es fundamental en el Big Data. La capacidad de procesar datos rápidamente y acceder a ellos con velocidad es esencial. La conectividad masiva de dispositivos a Internet prevé que más de 25 mil millones de ellos ofrezcan datos en tiempo real para el año 2020, según Gartner.

Dimensión de variedad

La diversidad de datos es otra dimensión clave. Desde datos estructurados en bases de datos relacionales hasta datos no estructurados en imágenes y videos, la variedad de fuentes y tipos de datos desafía a las organizaciones a destacar el conocimiento que cada uno proporciona.

Veracidad en Big Data

La confiabilidad de la información es esencial. En el Big Data, controlar la integridad de los datos y eliminar cualquier inexactitud o incertidumbre en la recopilación son aspectos críticos. La limpieza de datos se convierte en un desafío creciente a medida que la cantidad de datos aumenta.

Valor de los datos

Convertir la información en conocimiento es el objetivo principal de cualquier estrategia de Big Data. La analítica desempeña un papel crucial en la toma de decisiones, utilizando los datos de manera rentable y eficiente para comprender el comportamiento del cliente y mejorar la competitividad.

En resumen, el Big Data se define como el conjunto de tecnologías y procesos que capturan y almacenan cantidades masivas de datos de diversas fuentes. En Prometeus Global Solutions, consideramos que esta tecnología es una fuente invaluable de valor para empresas de todos los tamaños, ofreciendo soluciones que permiten anticiparse a las necesidades del cliente y ser más competitivas.